Comer con atención plena

¿Qué es la alimentación consciente?

La atención plena significa estar presente en el momento, notar las sensaciones, los sentimientos y pensamientos que surgen, sin juzgar. Es una práctica pero también una forma de vida que se puede aplicar a todas las actividades diarias. Comer con conciencia plena, significa poner atención a nuestra comida, a nosotros mismos y a las emociones que sentimos mientras comemos. Es tener conciencia de los alimentos y de la acción misma de comer. Comiendo con atención plena, nos encontramos completamente presentes en la experiencia, disfrutando de cada alimento.

El propósito de comer con atención plena es más amplio y significativo que las dietas, las calorías o la pérdida de peso. Esos términos son muy populares hoy en día, nos instan a seguir dietas, a ignorar las necesidades de nuestro cuerpo y, por lo tanto, a desconectarnos de nosotros mismos. Cuanto más seguimos dietas restrictivas, menos nos detenemos a escuchar a nuestro cuerpo y a nuestra mente. La alimentación consciente es una forma de conectarnos con nosotros mismos a través de la comida, que es vital para nuestra supervivencia.

¿Comes para vivir o vives para comer? Puede que te guste mucho la comida, cocinar y la degustación de diversos platillos O, por el contrario, quizás piensas que no importa lo que comas mientras tengas hoy algo en el estómago.

¿Por qué necesitamos comer con conciencia plena?

A menudo, comemos mientras realizamos alguna otra actividad: viendo televisión, estudiando, leyendo, hablando con alguien, o revisando nuestros teléfonos, entre otras. ¿Cuándo fue la última vez que comiste sin hacer nada más al mismo tiempo? Frecuentemente, no nos damos cuenta si estamos disfrutando de nuestra comida o si ya estamos satisfechos porque en realidad no estamos poniendo atención de manera activa. Automáticamente ponemos trozos de comida en nuestra boca hasta que terminamos con lo que hay en el plato.

"¡Ni siquiera me acuerdo de lo que comí ayer!" A veces decimos cosas como esta para indicar que no recordamos o no consideramos los pequeños detalles cotidianos, pero esta frase nos muestra más que eso. No es que nuestra memoria sea terrible, sino que no ponemos la suficiente atención mientras comemos y no registramos con éxito ese momento en nuestra memoria. Comer puede ser una experiencia feliz en la que degustamos buena comida y saboreamos toda la experiencia de alimentarnos.

¿Cómo practicar la alimentación con atención plena?

Escucha tus necesidades. ¿Qué quieres comer? ¿Por qué quieres comer? ¿Tienes hambre, estás aburrido, o estás molesto? Es común comer cuando no se tiene hambre. Sin juzgar, sólo observa la motivación detrás de tu comportamiento al comer. A veces, ignoramos nuestra hambre cuando estamos ocupados, distraídos, o estresados, por eso  es importante que también te observes emocionalmente. Cada cuerpo es diferente y algunos podríamos ser más sensibles a ciertos grupos de alimentos.

¿Cómo te sentirías al poner toda tu atención en la acción de comer, en la experiencia única de nutrir tu cuerpo? Comer conscientemente es una práctica muy simple: lo único que debes hacer es, básicamente, saborear tu comida y notar los sentimientos que surgen a lo largo de esa acción.

  1. Observa el lugar, la mesa y los cubiertos. Nota en dónde y cómo estás sentado.
  2. Concéntrate en todos tus sentidos. Observa, huele, toca, prueba e incluso escucha cualquier sonido que provenga de lo que estás comiendo.
  3. Toma bocados pequeños y mastica, cada uno lentamente, concentrándote en el sabor y en la textura del trozo de comida.
  4. Pasa por tu garganta la comida y visualiza la manera en la que viaja desde tu boca hasta tu estómago.
  5. Nota cómo te sientes. ¿Quieres comer más o ya estás satisfecho?
  6. Observa si te aburres o si te distraes mientras comes. Trata de analizar la manera en que tu mente funciona, sin juzgarla. Observa si te resulta difícil simplemente comer, sin hacer nada más.

¿Cuáles son los beneficios de comer con conciencia plena?

La alimentación consciente puede ser muy útil para notar las necesidades de nuestro cuerpo y cómo atenderlas. Nos motiva amablemente a conocernos mejor, incluso en otros contextos.

En la actualidad, comer con conciencia plena se asocia con la disminución de síntomas depresivos y un mayor bienestar mental en general. Un hallazgo interesante es que las personas que participaron en una práctica de alimentación consciente informaron que disfrutaron más de su comida. Suele gustarte más la comida cuando la comes con atención. Estarás más atento a los mensajes de tu cuerpo y será menos probable que experimentes somnolencia porque reconocerás cuándo debes dejar de comer.

Una revisión estructurada publicada por la Universidad de Cambridge resumió los resultados de que comer con atención plena es una manera muy efectiva de crear conductas alimentarias basadas en señales corporales internas, en lugar de señales externas. Las prácticas basadas en la atención plena mejoran la conciencia y la percepción, lo que nos permite confiar en esas señales internas para ayudarnos a satisfacer nuestras propias necesidades. La alimentación consciente también se puede utilizar en el contexto de conductas alimentarias poco saludables, como los trastornos alimenticios, con el fin de ayudar a reparar la relación de cada persona con la comida y la nutrición.

Además, la práctica de comer con conciencia plena se ha utilizado en entornos clínicos para tratar la obesidad y la conducta compulsiva de comer en exceso, ya que mejora la capacidad psicológica individual para autorregularse y disminuir la conducta compulsiva al comer. Se descubrió que comer con atención plena alivió parte de la angustia o ansiedad psicológica y estableció conductas alimenticias saludables en personas con obesidad.

Nuestra relación con la comida

Practicar la atención plena al comer puede ayudarte a estar más consciente de tu relación con los alimentos. La comida es una forma de satisfacer nuestras necesidades más básicas. Podemos asociar ciertos alimentos o la acción de comer con emociones o situaciones complejas. Por ejemplo, tendemos a comer más y a elegir alimentos ricos en carbohidratos y azúcar cuando estamos estresados o ansiosos. La alimentación consciente puede ser una excelente manera de aprender más sobre ti mismo y tu conexión con la comida.

¿Cuál es la diferencia entre la alimentación consciente y la alimentación intuitiva?

La alimentación intuitiva es un enfoque anti-dieta, creado en 1995 por dos dietistas certificadas, Evelyn Tribole y Elyse Resch. Rechaza todas las reglas externas basadas en hábitos alimenticios. La alimentación intuitiva nos anima a escuchar a nuestro cuerpo, honrando y respetando nuestro hambre y saciedad. Ellas argumentan que nacemos como personas que comen de manera intuitiva, pero nos enseñan reglas arbitrarias para decidir cuándo, qué, cómo y cuánto debemos comer. Sin embargo, puedes comenzar a confiar en tu intuición desaprendiendo estas reglas de la sociedad mientras practicas la alimentación intuitiva.

Lo que tienen en común la alimentación intuitiva y la alimentación consciente es que ambas nos invitan a escucharnos internamente, notando los sentimientos y las sensaciones que surgen cuando pensamos en la comida o cuando la consumimos. Por otro lado, la alimentación intuitiva lleva la práctica hacia un punto de vista más sociocultural, rechazando las dietas y las reglas.

Ambas, la alimentación consciente y la intuitiva reducen el efecto de las expectativas de la sociedad en nuestro cuerpo y nos permiten aceptarnos y amarnos a nosotros mismos tal y como somos. El tamaño o la forma de nuestro cuerpo no nos define, somos mucho más que nuestra apariencia física.

Meditación para comer con atención plena

Sigue los consejos anteriores y monitorea continuamente tu respiración y tus sentidos. Compara tus emociones antes, durante y después de comer. Pregúntate cómo te sientes cuando tienes hambre en comparación con lo que sientes cuando estás satisfecho. Este tipo de reflexión es una excelente manera de notar cómo tu mente se comporta de forma diferente según tus necesidades. Todos tus sentimientos, sentidos y pensamientos se transforman y cambian. Deja que la experiencia de comer conscientemente te guíe hacia la atención plena también en otras áreas de tu vida, nombrando y atendiendo todas tus necesidades.

Meditopia ofrece también una serie de meditaciones llamada "Comportamientos alimenticios" para ayudarte a disfrutar la comida aún más.

Meditation
Meditación matutina
Suena tu alarma-despertador, la pospones unas cuantas veces y sientes tu cara en la almohada, te duele un poco el cuello por dormir en una posición extraña.
Read now
Meditation
La meditación para reducir la ansiedad
Al igual que otras emociones, la ansiedad es parte de nuestra vida y también tiene un propósito relacionado con el instinto de sobrevivencia.
Read now
Meditation
Meditación de atención plena
La meditación de atención plena o Mindfulness es una práctica que cultivamos para estar más conscientes del momento presente, de nuestro entorno, de nuestros pensamientos y de nuestras sensaciones corporales.
Read now
4,702 nuevas personas se unieron a Meditopia la semana pasada
Hoy te toca a ti