SUEÑO

Dormir adecuadamente a diario es considerado como una de las mejores cosas que puedes hacer para tu salud física, mental y emocional. Dormir nos permite regenerar las células del cuerpo, eliminar desperdicios del cerebro y ayudar con el aprendizaje y la retención de memoria. De hecho, al contrario de lo que pensemos, el cuerpo y el cerebro permanecen activos mientras dormimos, eliminando toxinas y reparando las células; considéralos como las amas de casa que trabajan mientras descansas.

Los trastornos del sueño usualmente ocurren como resultado de una mente activa y un sistema nervioso sumamente estimulado. El momento en que tu cabeza toca la almohada, tu mente empieza a repasar el día: todas tus interacciones, los cabos sueltos, las incertidumbres y los problemas que estás tratando de resolver. Como resultado de esto, puedes pasar horas mirando el techo o si te duermes, tal vez no puedas permanecer dormido o dormir profundamente.

Con un número creciente de adultos que reportan que duermen menos de 7 horas por noche y que tienen problemas para dormir o permanecer dormidos, la meditación para dormir en vez de medicamentos o tratamientos fuertes puede ser considerada como un remedio. El impacto de la privación del sueño crea un círculo de sentirse aturdido, de mal humor, exaltado y de no funcionar a tu máximo lo que después puede causarte estrés, ansiedad, depresión y autocríticas. En estos casos, muchos adultos usan alivio externo tales como la comida, medicamentos recetados, narcóticos, sustancias psicoactivas, alcohol u otras actividades para entumecer y calmar su condición. Aunque, de hecho, dormir debería ser nuestro primer paso.

¿Cuánto cambiaría el mundo si todos durmiéramos adecuadamente cada noche? Nosotros en Meditopia queremos averiguarlo. Hemos creado meditaciones guiadas para dormir y ayudar a las personas a entrenarse para dormir profundamente y permanecer dormidos.