GRATITUD

“La gratitud” y “sentirse agradecido” son palabras que escuchamos con frecuencia pero que no experimentamos plenamente. La gratitud o sentirse agradecido requiere practicar aprecio y dar las gracias por el estado de nuestras vidas, por una persona, una cosa o una condición tal como es. Significa apreciar todo lo que experimentamos y todo lo que sí tenemos incluyendo nuestras relaciones, nuestras capacidades físicas, nuestros seres queridos, objetos, y en algunas instancias, hasta los desafíos que enfrentamos.

La mayoría de las veces nuestras mentes están ocupadas enfocándose en nuestro descontento y quejas. Nuestra tendencia como humanos a enfocarnos más en las cosas negativas que pasan en nuestras vidas ensombrecen las cosas y las personas que hacen nuestra vida mejor y más fácil. Entre más reforcemos estos patrones de pensamiento, más manifestaremos esas mismas situaciones negativas y quejas. En lo que nos enfocamos se convierte en nuestra realidad. Pero ¿quién quiere que su realidad esté compuesta de molestias y perspectivas negativas?

La meditación nos da la bienvenida a tomar nota y detectar esos patrones negativos de pensamientos y empezar a quitar el peso y el significado de esos pensamientos. Después, con tiempo y espacio, empezaremos a cambiar nuestra energía y nuestro enfoque hacia las personas y las cosas que nos hacen la vida más alegre, más fácil, más saludable y mejor. Entre más entrenemos nuestras mentes a mirar todo por lo cual sentir gratitud, más empezaremos a cambiar nuestra propia realidad.